Cada año los y las jóvenes del Casal, eligen una temática de miedo, convirtiendo todo el Casal en un túnel de terror. Además, los y las jóvenes también actúan como personajes del túnel. De forma general, el acto finaliza con una actuación musical.